¿Cómo impresionar en los primeros 5 minutos de una entrevista de trabajo?

Actualizado: nov 4



Tenemos 7 segundos para causar una buena primera impresión, según Serenity de Forbes, sea en una reunión de trabajo, en tu vida personal o durante una entrevista de trabajo.


Creo que en realidad es todavía menos tiempo…y esto ¡es una locura!


Llevado a una entrevista de trabajo puede ser determinante ya que, antes casi de empezar, tu entrevistador se habrá hecho una primera opinión de ti.


¿Qué puedes esperar de este artículo?


En este artículo encontrarás cómo superar esos primeros 7 segundos para causar una buena impresión y además cómo lograr impresionar en los primeros 5 minutos, durante una entrevista de trabajo.


Ya sabes, cómo dijo Van Gogh; “lo que bien empieza, bien acaba”.


Contenidos

  1. Llegada a la entrevista

  2. La espera

  3. El saludo

  4. Primeros 60 segundos

  5. Primeras preguntas


Si tienes mucha prisa lee el final, tengo un consejo clave para las entrevistas y dominar el lenguaje corporal.



Llegada a la entrevista


Te puedes estar preguntando, ¿realmente es importante la llegada a la entrevista?


Y la respuesta es que si llegas tarde, te pierdes, o cometes algún error de cálculo, llegarás todavía más nervioso/a la entrevista.


Seamos sinceros, ya es suficientemente estresante una entrevista de trabajo como para añadirle más nervios por llegar tarde…


Por ello, como poco, el día de antes prepara el viaje, ¿irás en metro o en autobús? La oficina, ¿se acceder sencillo o está escondida en algún complejo de oficinas? ¿Te parará seguridad al entrar?


Y por supuesto, asegúrate del “dress-code”, y caso de duda vístete de más (te dejo un artículo con muchos tips para vestirte de manera adecuada para una entrevista).


Por ejemplo, para ellos; si dudas si ponerte la corbata, póntela (aunque sea una entrevista en remoto), y para ellas; si dudas si ponerte una blusa más elegante, póntela. En raras ocasiones se te juzgará negativamente por ir “over-dressed”.


Al final, la entrevista se trata de dar una buena primera imagen, y sobre todo, una imagen profesional.


Por último, ni falta hace que deberás apagar todo lo que pueda distraerte, y más si la entrevista es online. Cierra el email, otras pestañas de internet, distintos chats, etc.



La espera


Has llegado 15 minutos antes a la entrevista y te toca esperar…


¿Qué hacer mientras esperas a ser atendido/a?


Lo primero, es normal que tengas que esperar unos minutos, así que no te pongas nervioso/a, no quiere decir nada. Lo más normal es que el entrevistador esté trabajando o acabando otra reunión.


Mientras esperas, trata simplemente de estar distraído y entretenido. Por ejemplo, revisa tu CV (que por supuesto llevarás varias copias en una carpeta por si el entrevistador hubiera perdido el tuyo, además de unos folios en blanco y bolígrafo para apuntar).


Sobre todo, no estés con el móvil distraído. Da muy mala impresión ver a alguien con el teléfono antes de una entrevista.


Piensa que estás en modo venta de ti mismo, que debe ser profesional, y que el teléfono no te hará estar presente.


Así que si revisar tu CV te pone más nerviosa/o, mira a las personas que pasan, repasa mentalmente respuestas habituales (te dejo aquí varias respuestas a preguntas típicas de entrevista) o incluso haz cálculos mentales por si te hacen preguntas de caso o aritmética.



El saludo


¡Y por fin! Tras una espera que se te puede hacer infinita, llega el momento que llaman tu nombre y tu entrevistador se dirige hacia a ti.


¿Qué hacer en esos cruciales 7 segundos?

  • Si estás sentado/a levántate con serenidad (aunque el cuerpo te pida dar un salto)

  • Mantente recto/a y espera a que llegue el entrevistador y sonríe levemente mientras le miras a los ojos

  • Dale un apretón de manos y sonríe amablemente y mantén contacto visual (pero ojo no lo hagas incómodo, una regla básica que puedes aplicar es mantener la mirada 3-5 segundos y liberar la mirada para volver a fijarla con suavidad)

¿Sabes qué es lo mejor?


Que en este artículo te cuento cómo dominar el lenguaje corporal para ayudarte a causar una gran primera impresión.



Primeros 60 segundos


Una vez has superado la primera impresión si has conseguido sonreír, mantener un buen lenguaje corporal y un apretón de manos decente, habrás superado la primera prueba.


¡Bien hecho!


Y ahora tocará el primer minuto.


Lo más normal es que sea de camino a la sala de entrevista o en el ascensor y que tengas que abordar el “small talk”, una conversación casual.


¡Pero no bajes la guardia!


Esto es parte de la entrevista y aunque oficialmente no has empezado, contribuye a la impresión que darás durante la entrevista. Lo mismo al terminar la entrevista cuándo te despidas.


Si la persona que te acompaña es recepcionista, el guarda, una secretaria o cualquier ser humano, trátales con el máximo respecto que se merecen.

Es muy probable que les piden feedback al acabar la entrevista.


¿Cómo generar una impresión correcta en estos momentos?


Mantén el contacto visual si es posible y continúa sonriendo.


Ten preparadas preguntas sencillas para generar rapport, por ejemplo pregunta qué tal la semana? Si tiene mucho trabajo? O si ha ocurrido algún evento mundialmente conocido relevante. Pero ojo, huye de temas políticamente incorrectos o controversiales.


Y con esto prácticamente habrás llegado al lugar de la entrevista y empezará tu momento.



Primeras preguntas


Y ahora que has superado la primera impresión empezará la ronda de preguntas para conocerte mejor.


Aquí puedes consultar un listado de las preguntas más habituales y cómo responderlas de manera brillante.


Para terminar, ¿Cómo puedes mantener la buena imagen