Mejores prácticas y errores mortales en tu CV de consultoría

Actualizado: feb 22



Hacer un curriculum vitae no es nada sencillo. Para poder hacer un buen CV tendrás que valorar a cuánto detalle incluir sobre tu educación, tu experiencia profesional y tus habilidades; para así poder acceder a una entrevista de trabajo. ¿Qué errores debes evitar?


Si tienes dudas sobre cómo hacer tu CV te recomiendo que leas este artículo para descubrir, no sólo cómo hacer tu curriculum vitae, sino para poder acceder gratis a mi plantilla del CV para consultoría.


Además si quieres una revisión GRATIS de tu CV entra en nuestro proceso de CV cliniq para descubrir cómo te puedo ayudar.


En este artículo vamos a revisar los errores más habituales en el CV y las mejores prácticas. Tras haber revisado cientos de curriculums te puedo asegurar que es muy común encontrarse con los siguientes errores.



Errores más habituales


Presentación

Como comentábamos en hacer un CV, los entrevistadores suelen dedicar menos de 1 minuto en decidir si un CV es válido o no. Por este motivo debe causar una muy buena impresión en los primeros 5 segundos. Así que tendrás que cuidar la presentación y el sentido estético.

Es cierto que la “belleza” de tu curriculum no te dará el trabajo, pero sin una presentación adecuada el entrevistador ni siquiera valorará tus aptitudes y capacidades.

Para hacer un CV con una buena presentación deberás utilizar un formato adecuado que sea sencillo a la vista y fácil de leer.

Un CV estético y con una buena presentación no necesita ser disruptivo ni tener una gran creatividad. Simplemente debe cumplir su objetivo y estar “limpio”.

En la sección siguiente de mejores prácticas veremos detalles para hacer tu CV más visual y estéticamente atractivo.


Orden y método

Muy ligado a la presentación de tu CV y el sentido estético es el orden y estructura dentro del CV. Esto se traduce en tener secciones claramente señalas y ordenadas en un orden (p.e. cronológico), además en tener fechas completas, detalles de tu puesto de trabajo y la empresa, tus logros académicos, etc.


Incluir contenido de relleno

Otro error de los CVs suele ser incluir contenido que no aporta (p.e. un curso de aeromodelismo hace 5 años). Por tanto, antes de añadir alguna experiencia o formación a tu curriculum valora si le interesa al entrevistador y si aporta a la descripción del puesto de trabajo.


Incluir contenido demasiado embellecido

En el CV es normal enriquecer las experiencias y dar nuestra “mejor foto”, pero es muy distinto exagerar nuestras habilidades. Así que prudencia a la hora de embellecer las experiencias en tu curriculum. Por ejemplo, indicar que lideraste un equipo de proyecto estando de prácticas.


Incluir contenido peligroso

Otro error que suele aparecer en los CV es incluir contenido peligroso. Este contenido tiene altas probabilidades de ser mal interpretado y puede jugar en tu contra. Por ejemplo, mencionar que participas en deportes violentos (p.e. cage fighting) o que tu mayor hobbie es bucear en Maldivas. Al igual que el punto anterior, piensa si aplica a la descripción del puesto de trabajo.


Faltas de ortografía

Por supuesto las faltas de ortografía son un motivo de descarte absoluto. En la mente del entrevistador esto se traduce en: “esta persona no tiene cuidado como para revisar su CV, qué cuidado tendrá en el trabajo”.

Por ello pasa en Word el auto corrector y revisa que no haya faltas de ortografía menos evidentes como pueden ser los meses del año, en español van en minúscula, o las tildes en palabras clave como por ejemplo: más, sólo, lideré, creé.


Huecos en el CV

Por último un fallo más avanzado es dejar huecos en el CV. Si dejas estos huecos el entrevistador los verá y ten por seguro que te preguntará. Por ejemplo, si estuviste un año viajando prepara una buena respuesta para las entrevistas.




Mejores prácticas


Y ahora vamos a revisar qué puedes tener en cuenta para hacer tu CV todavía mejor y garantizarte una entrevista:


Enfócalo a resultados

A los entrevistadores les gusta ver resultados de tu trabajo, pruebas más tangibles que eres un buen candidato. Por ello, si puedes, prueba en el CV lo que aportó tu trabajo a la empresa.

Por ejemplo, en vez de indicar, participé en un desarrollo para aplicación XYZ. Detalla mejor que, participaste en una formación obteniendo una satisfacción del 90%.


Utilizar verbos activos

El CV debe mostrar una actitud proactiva. La mejor forma de hacerlo es mediante el uso de verbos activos. Lideré, creé, participé, hice, logré, etc.

Estos verbos tienen más potencia y demuestran más ganas que construcciones más neutras, por ejemplo; realización de presentaciones para un comité, participación en reuniones de seguimiento, etc.


Formato sin complicaciones

Si necesitas una plantilla de CV que funcione, te dejo mi plantilla personal para el CV de consultoría. En 10 años no me ha fallado y cumple el objetivo de ser un formato estéticamente sencillo y adecuado.


Señalar en negrita

Para darle más visibilidad a tu CV puedes hacer uso de la negrita para resaltar ciertos aspectos de tu curriculum. La selección de palabras para resaltar en negrita debe ser con cuidado y guiar al lector. De esta manera conseguirás que se lea la información relevante en 60 segundos.


Bullets de 1 frase

Otro truco para hacer tu CV más visual es hacer frases más cortas y directas. Los grandes escritores recomiendan frases de 20 palabras máximo y párrafos de 3-5 líneas.

De esta manera os será más sencillo contar 1 idea por cada frase o bullet en tu CV.


Ajustado a cada empresa

Para lograr un CV que de verdad se adapte a cada empresa deberás tener varios formatos y contenidos diferentes.

Tu CV no debiera ser el mismo para una consultora estratégica que para una consultora especializada en temas digitales. Tanto el formato como el contenido deberá ser diferente.


Revisar tu CV 100 veces

Por último una vez tengas tu CV perfecto, con frases cortas, sin faltas de ortografía y con verbos activos tocará revisarlo. ¿Cuántas veces? Al menos 100 veces.

¿Es necesario tantas veces? Correcto. Si de verdad quieres que tu curriculum esté impoluto deberás revisarlo 100 veces.

Esta revisión no debe ser el mismo día. Tendrás que dejar tiempo para que tus ojos descansen y lo revises con una mente “limpia”.



¿Tienes otras dudas sobre tu curriculum? ¿Necesitas un ojo experto para afinarlo? Te ofrezco una revisión GRATUITA de tu CV; de consultora a consultor.



Diario del Consultor

¿Quieres convertirte en un gran consultor?

Subscríbete