Guía para la toma de decisiones informadas en cinco pasos

Actualizado: abr 26



¿Cómo tomar una decisión importante? ¿Cuál es la mejor forma de abordarla?

¿Quieres reducir la parte emocional de la decisión y aplicarle "criterio"?


En palabras de Antoine de Saint-Exupéry, escritor del Principito:

“El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va.”

Antoine de Saint-Exupéry



La toma de decisiones en consultoría no siempre siguen un proceso sencillo, ya sean decisiones personales (MBA vs Consultoría, comprarse una casa, consultora boutique vs consultora multinacional) como las decisiones para el cliente (abrir una nueva fábrica, externalizar un servicio, invertir en una nueva tecnología).


Como consultores y personas analíticas que somos, tratamos de tomar decisiones basándonos en datos objetivos. En consultoría existen modelos y procesos que sirven para orientarnos, y uno de ellos es la Matriz de Decisión.


Para cualquier toma de decisión importante, y guiándonos de los ejemplos previamente mencionados utilizaremos los siguientes cincos pasos:

Vamos a evaluar en profundidad este modelo de toma de decisiones utilizando un ejemplo personal controvertido ¿debería estudiar un MBA o mantenerme en consultoría?


Objetivos

Posiblemente sea la parte más intuitiva, aunque no sencilla, del proceso puesto que para tomar la decisión debes tener claro “para qué”.


La definición clara de tus objetivos debe realizarse mediante un ejercicio de autorreflexión y sinceridad evaluando qué quieres obtener de esta decisión. Si es un objetivo SMART (Specific, Measurable, Achievable, Specific, Time bound) será más sencillo a la hora de tomar una decisión.


En nuestro ejemplo de MBA vs Consultoría:

  • Para tener un reconocimiento profesional mayor

  • Para hacer networking

  • Para poder cambiar de carrera


Opciones que tenemos

Una vez tenemos claro qué objetivo perseguimos, tener un mayor reconocimiento profesional por ejemplo, podremos valorar distintas opciones que tenemos:

  • Realizar un MBA en una universidad americana

  • Mantenerme en consultoría y progresar (misma consultora u otra consultora rival)

  • Otras alternativas profesionales


Si os fijáis, en estas tres opciones he incluido todas las opciones posibles que podáis tener a la hora de escoger un futuro movimiento profesional, esto en consultoría se llama ser MECE (Mutually Exclusive Collectively Exhaustive).


Esto significa que las listas de categorías u opciones deben ser completas e independientes; que no haya una muestra que pueda ir a más de una opción. Si os interesa profundizar en este aspecto os recomiendo que le echéis un ojo a este artículo de Victor Cheng, un verdadero crack en el mundo de la consultoría.



Criterios de valoración

Los criterios de valoración son los factores, puntos clave, o "lo que te preocupa" de la decisión. Este punto es de lo más personal puesto que cada uno valoramos en cada opción lo que realmente es importante, y sobre todo estará influenciado por los objetivos que persigamos. Mi recomendación, es que tratéis de separar factores emocionales, de factores racionales.


Para el ejemplo del MBA vs. Consultoría, los factores emocionales pueden ser; miedo a equivocarte, atractivo de la alternativa, o dudas ante el cambio. Los factores racionales pueden ser; aprendizaje, localización, trayectoria profesional, sueldo futuro, etc.


Por lo tanto para cada opción pensad ¿qué es crítico o importante para vosotros?

Una vez tengamos nuestras opciones (MECE) y los parámetros de decisiones (también MECE), vuestra matriz de decisión puede tener esta pinta (ejemplo MBA vs Consultoría):


El siguiente paso será asignar importancia a los parámetros. ¿Esto qué quiere decir?


Quiere decir que cada factor no es igual de importante para vosotros, la trayectoria profesional tal vez sea más importante para vosotros que la localización.


Por ello, tendremos que actualizar nuestra matriz de decisión para contemplar estos pesos en la decisión:


Y voilá, ya tenemos nuestra matriz de decisión completa para el ejemplo MBA vs. Consultoría

¿Qué toca ahora?


Por último nos queda puntuar la matriz de decisión según nuestro mejor criterio. En este punto, tendremos que valorar cómo afecta cada decisión a los parámetros escogidos.


Por ejemplo, ¿qué opción te dará un mayor sueldo en 2 años? ¿Consultoría dónde es posible que hayas subido de categoría, o el puesto de trabajo futuro que te ofrezcan al finalizar el MBA ?Tendremos que hacer asunciones, haber hecho investigación de mercado para poder puntuar de manera objetiva. Un buen análisis de mercado debería incluir algún gráfico de sueldos de MBA vs sueldos de las personas que no cambiaron, y según esto puntuar de 1 a 10 el que mayor sueldo te proporcione.


Una vez tengamos todas las puntuaciones, y según los pesos asignados nos saldrá una opción ganadora. Esto quiere decir que según los criterios de puntuación, y según la importancia que tienen esos criterios para nosotros la mejor opción es la que tenga mayor puntuación.


El último paso de nuestro ejercicio será hacer una planificación para que esta decisión se formalice. En el caso de que hubiera salido realizar un MBA tendríamos que valorar los pasos para poder irnos de MBA: hacer el GMAT, mejorar nuestro inglés, avisar a nuestra empresa de la intención de irnos, afinar presupuestos, definir universidades, etc. Sin un plan claro, la decisión se quedará aparcada.



Por si os ayuda, os dejo una plantilla del modelo de decisión para la toma de decisiones de manera más cuantitativa (para el ejemplo MBA vs. Consultoría).


Ahora te tocará actualizar, personalizar y adaptar la matriz a la próxima decisión importante que tengáis, ejemplos que se me ocurren:¿qué formación debería adquirir? ¿debería nuestro cliente externalizar servicios? ¿debería nuestro cliente lanzar una nueva línea de productos? ¿qué herramienta financiera es más adecuada para el cliente?




Diario del Consultor

¿Te ha gustado el artículo?

Subscríbete a la newsletter semanal y recibe en exclusiva nuevos consejos y lecciones aprendidas para ayudarte a ser un gran consultor.

Te aseguramos que tu email no será compartido con terceros ni tampoco te enviaremos spam.

Una web de Álvaro San Juan

DiariodelConsultor © 2023

Política de Privacidad