Hacer un Benchmark de...

Hoy el jefe te ha pedido el realizar un benchmark (comparativa en español) de algún tema en concreto.

Por ejemplo: herramientas de algún tipo, mercados de entrada, clientes potenciales, soluciones tecnológicas, etc.


¿Cuál es el objetivo?

El objetivo de este análisis es ser capaces de puntuar, establecer un ranking, aclarar ventajas e inconvenientes del mercado, herramienta, solución, etc. del benchmark.


¿Para qué sirve?

Su mayor utilidad reside sobre todo en dar a conocer, de manera cuantitativa y cualitativa, qué herramienta, mercado, solución, etc. es mejor o peor para un determinado cliente o situación.


¿Cómo lo hago?

Lo primero y como todo el trabajo que hacemos en consultoría es clarificar con tu responsable o con el cliente el alcance y objetivo que se persigue con este ejercicio.


Por ejemplo; para llegar a la conclusión que tenemos que realizar un benchmark de tres herramientas de reporting regulatorio realizaremos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué necesidades/ requerimientos deben cubrir estas herramientas?

  • ¿Qué necesidades son las más críticas?

  • ¿Por qué debemos centrarnos en tan sólo tres proveedores?

  • ¿Cuál es el producto/ resultado final que se espera? ¿Excel, una matriz, una presentación?

Una vez tenemos claro el objetivo, nos ponemos manos a la obra. Los pasos que tendremos que dar son; 1) Recopilar información, 2) Documentar resultados, 3) Presentar resultados, 4) Apoyar en la toma de decisión.


1) De cara a poder recopilar información os dejo alguna recomendación:

  • Revisar la industria y mercado a nivel macro (sobre todo si no sois conocedores de la industria. Por ejemplo, proveedores de software sobre procesamiento de datos masivos)

  • Estudiar en profundidad la página web de cada proveedor

  • Pedir al proveedor información comercial o algún paquete comercial del que dispongan

  • Si aplica, agendar con el proveedor una demo de producto

2) Una vez tenemos nuestra investigación de mercado realizada tendremos que poner en valor dicha investigación para ello tendremos que elaborar una presentación de nuestros resultados.

A modo de resumen, debemos dar contexto del estudio realizado, contestar a las preguntas que indicábamos con anterioridad sobre el objetivo del estudio, dar información general del proveedor, herramienta o servicio analizado, dar una puntuación a cada vendor. Sea una global, o según los ejes de nuestro estudio.


3) Una vez tengamos un documento robusto y validado por nuestro responsable, estamos en disposición de presentar a nuestro cliente los resultados. A modo de resumen, nuestro cliente debe salir con las dudas planteadas en los objetivos claras y tener un plan de acción.


4) Finalmente, en ciertas ocasiones se nos pedirá dar apoyo en la toma de decisiones. En este punto debemos ser lo más objetivos y transparentes posibles justificando con datos nuestras recomendaciones. Para dar una buena recomendación, deberíamos actuar como si fuéramos nosotros el cliente, esto es ponerse en sus zapatos y elegir la mejor opción.




Diario del Consultor


¿Te ha gustado el artículo?

Subscríbete a la newsletter semanal y recibe en exclusiva nuevos consejos y lecciones aprendidas para ayudarte a ser mejor consultor.

Te aseguramos que tu email no será compartido con terceros ni tampoco te enviaremos spam.

Una web de Álvaro San Juan

DiariodelConsultor © 2023

Política de Privacidad