¿Cómo es el día a día de un consultor? Mitos sobre un día habitual

Actualizado: feb 19



Existen muchos mitos en relación al trabajo de un consultor... aquí descubrimos algunos mitos en consultoría como la jornada laboral o el tipo de proyectos, pero...


¿Cómo es realmente el día a día de un consultor y qué hace concretamente?


El día a día de un consultor es muy variado y suele cumplirse la frase “no hay dos días iguales”. Por eso, no existe en consultoría “un día habitual”. A veces se cumple la jornada laboral y a veces se alarga.


Aunque existen patrones generales, el día a día de cada consultor será diferente. De hecho, esta es una de las mayores ventajas que aporta la consultoría. Y hace que puedas aprender cada día algo nuevo.


Para poder aclarar cómo puede ser un día habitual en consultoría vamos a revisar:




El rol del consultor

¿Qué hace un consultor a nivel general?

El consultor es el encargado de resolver la problemática definida por el cliente.

Normalmente a raíz de la propuesta habremos acordado el alcance del problema a resolver durante nuestro proyecto.


El consultor será el encargado de resolver este problema conforme a lo establecido en la propuesta. Para ello, tendrá que ir siguiendo el plan establecido y completar los entregables acordados con el cliente.




Tipos de proyecto

En consultoría existen numerosos tipos de proyectos, sin embargo se pueden agrupar en 3 grandes bloques:


ANÁLISIS. Realización de estudios, definición de estrategias, plan de proyectos (PDP), etc. Normalmente estos proyectos funcionales son los realizados por consultoras estratégicas o de negocio (management consulting).


IMPLANTACIÓN. Desarrollar, construir o implementar una solución, sea una herramienta de mercado o “in house”. Es frecuente que tras una fase de análisis sea necesario implantar la solución definida. Suelen ser realizadas también por consultoría de negocio apoyadas o dirigidas por los departamentos más tecnológicos o de operaciones.


SOPORTE. Acompañar al cliente durante un tiempo en fases complejas de proyectos. Normalmente este acompañamiento se realizará durante las fases de implantación de la solución definida. El tipo más común de soporte es la PMO de proyecto (Project Management Office).

Aunque en consultoría no hay días habituales, sí podemos establecer patrones comunes a lo largo de varios proyectos.




Un día habitual

Tomando como ejemplo un consultor de negocio un día “típico” en consultoría trascurriría de la siguiente manera:


Links mencionados:

Este calendario es sólo un ejemplo de un día habitual en consultoría. ¿Cuáles son los patrones comunes?

  • Iteraciones con cliente y responsables para dejar tu trabajo finalizado

  • Interlocución elevada con el cliente

  • Mucha autonomía en tu trabajo y baja supervisión

  • Dinamismo y cambio de tarea con frecuencia


Cada día será diferente y esto es lo que hace interesante a la consultoría.




Diario del Consultor


¿Quieres convertirte en un gran consultor?

Subscríbete a la newsletter semanal y recibe en exclusiva nuevos consejos y lecciones aprendidas para ayudarte a ser un gran consultor.

¡Gracias por tu mensaje!

¿Te ha gustado el artículo?

¡Gracias por tu mensaje!

Subscríbete a la newsletter semanal y recibe en exclusiva nuevos consejos y lecciones aprendidas para ayudarte a ser un gran consultor.

Te aseguramos que tu email no será compartido con terceros ni tampoco te enviaremos spam.